TODOVERTICAL GUÍAS DE MONTAÑA

CLUB
 
 


Juanjo Cano relata la primera repetición de MAREJADA FUERZA 6 (420 m, A4/6a+) en el Naranjo de Bulnes junto a Iñaki Casillas
   06.09.2012 - FOTO Y TEXTO: paredesdelmundo



La amistad es un sentimiento que se cultiva despacio. En el caso de los escaladores se forja a base de horas en la pared, unidos por el cordón umbilical de la cuerda, frías noches en algún vivac improvisado, miedos compartidos, penurias y alegrías.

Por todo esto y alguna cosa más que relataré en esta crónica, pienso que la amistad que nos une a Iñaki y a mí, ha salido fortalecida de esta Marejada Fuerza 6.

Nuestra historia con esta vía se remonta hasta hace más de 3 años. Por casualidad encontré una de las primeras reseñas en una Desnivel antigua (1985) y la pinché en el corcho de mi habitación, con el sueño de poder escalar esa ruta algún día, ya que tan solo su nombre me pareció un imán.

Hace 2 años, se me antojó que había llegado el momento de cumplir con la cita e Iñaki se apuntó con los ojos cerrados al reto, ya que a él le motivaba tanto como a mí.

Mi primera intención fue ponerme en contacto con alguno de sus aperturistas para preguntarle su opinión sobre el estado de la vía y sobre la posible necesidad de sustituir los seguros más dañados por el paso del tiempo.

Dos meses después establecía contacto con J.M. de la Fuente (Linarugo) que me proporcionó tanto la información relativa a la ruta que le pedí, como el permiso para cambiar los seguros originales de la apertura. Ya que estos fueron tornillos de ferretería machacados en agujeros y en la actualidad aguantarían poco más que el peso de una persona por su estado de oxidación y deterioro.

Nuestra primera intención de escalar la vía la fijamos en septiembre del año pasado, después de escalar Sueños de invierno en agosto. Pero por diferentes motivos de fechas no pudimos cuadrarnos y tuvimos que posponer la actividad para este año.

A finales de Julio pusimos fecha al viaje y organizamos nuestra información que fue completada in situ con la que nos proporcionaron en el refugio.

Al parecer la vía continuaba sin repetición conocida y el intento con más garantías que se había hecho databa de 1997 cuando Israel en solitario resolvió gran parte de la pared, fijando el muro medio y abandonando después su propósito. Mucho tiempo estuvieron las cuerdas pendidas en la vía – nos cuentan en el refugio – hasta que el viento y la meteorología las hicieron jirones.

Con los prismáticos, desde el refugio, aun se acertaban a ver trozos de esta cuerda colgados de algunas de las reuniones. Desde entonces la historia continuaba en blanco y ahí con la mirada pérdida en los perfectos paños rocosos que surca la vía estábamos Iñaki y yo dispuestos a escribir una página más en el libro del Pico Urriellu.

Hicimos nuestro primer ataque el 23 de julio y escalamos los 4 primeros largos en medio de nubes y la amenaza de tormentas, alguna nos alcanzó y tuvimos que esperar en la R3 a que secase el tramo de libre del L4, antes de llegar a la unión con Mediterráneo y poner fin a la jornada descendiendo al refugio entre la lluvia.

Al día siguiente tan solo pudimos subir a recuperar el material que habíamos dejado en día anterior y retirarnos hasta que la meteorología fuese más benévola.

Días después el 10 de Agosto volvíamos a la carga, el tiempo durante toda la semana había sido anticiclónico, pero a nuestra llegada parecía tornar, confirmando la maldición que pendía sobre la vía, por la cual, todos los intentos anteriores habían fracasado por el mal tiempo.

Aun así subimos con la intención de meternos en la vía y terminarla. El día 11 resolvimos el L5 y casi todo el L6, pero decidimos fijar y dejarlo para el día siguiente ya que la meteo parecía empeorar y avanzábamos despacio entre el oleaje de las nubes cabreadas.

El día 12 no pintaba nada bien, pero decidimos entrar e intentarlo. Más despacio que deprisa, fuimos resolviendo los largos y ya con los últimos rayos de sol llegamos a Rocasolano con el cansancio metido en lo más profundo de los huesos.

Habíamos previsto el vivac pero con pocos medios, así que nos toco picar con lo puesto, bajo un viento y un frío patagónico que nos invitó a tiritar durante toda la noche. Aun así, creo recordar, que pudimos dormir un poco.

Lo que no recuerdo con que canción empezamos a entrar en calor a la mañana, tampoco recuerdo el desayuno que tomamos ya que brilló por su ausencia y con menos ganas que ninguna escalamos los 4 largos de la Rabadá- Navarro que nos distaban de la cumbre.

Sin energías para celebrarlo llegamos a la cima a las 10:00 de la mañana, no necesitábamos intercambiar palabras, pues ambos sabíamos leer en la cara del otro la felicidad del momento, la satisfacción del objetivo conseguido y el cansancio acumulado durante las jornadas anteriores. Supongo que esos superpoderes vienen implícitos en la palabra amistad.

Por el camino sustituimos los seguros que consideramos muy deteriorados 12 en total, según marca la reseña, esperamos que esto sirva para rescatar la ruta del dique seco y anime a más gente a repetirla.



  VISITA el origen de la noticia en paredesdelmundo

 

 
CANAL DE VIDEOS DE TODOVERTICAL EN YOUTUBE  SIGUE A TODOVERTICAL EN FACEBOOK  FOTOS Y ALBUMES DE TODOVERTICAL EN GOOGLE FOTOS  CUENTA DE TWITTER TODOVERTICAL  CUENTA DE INSTAGRAM TODOVERTICAL
Free Ride en Pirineos #5
Conoce más en www.trangoworld.com
NOTICIAS BREVES
COLABORADORES
BOREAL -  Conoce más en  www.e-boreal.com

JULBO - Conoce más en www.julbo-eyewear.com

BARRABES -  Conoce más en  www.barrabes.com

VIAJES SANGA - www.vsanga.com
VISITANTES DEL SITIO WEB www.TODOVERTICAL.com EN EL MUNDO
 



Aviso Legal | Protección de Datos

All rights reserved 2004-2017 © copyright www.todovertical.com
Fotos web: Jonás Cruces & Colección Jonás Cruces (salvo indicación expresa)