TODOVERTICAL GUÍAS DE MONTAÑA

CLUB
 
 
 
Archivo:
Todo el Archivo             

      

Apuntes de nivología.

I. La nieve. Sus propiedades físicas
* FORMACIÓN:

El vapor de agua de la atmósfera se condensa en cristales de hielo cuando se enfría lo suficiente. Si el aire se satura de humedad, el vapor sobrante se condensa en torno a ciertas partículas atmosféricas. El agua pura en la atmósfera no se congela hasta alcanzar –40 ºC pero gracias a esas partículas, llamados núcleos de congelación, lo hacen en torno a –12 º, formándose unos pequeños cristales de hielo que al absorber humedad forman los copos. A temperaturas entre 0º y-12º, el agua está en forma líquida en estado de subfusión, y por eso, a pocos grados bajo cero, es posible que llueva.

Si la temperatura se mantiene por debajo de -12º se forman agujas, estrellas y dendritas. Entre -10º y -12º, plaquetas; entre -6º y -10º , columnas; entre -6º y -2º, partículas irregulares y nieve granulada. Y si está en torno a los 0º, se forman copos grandes y húmedos.
El viento rompe los cristales en partículas muy finas, formando capas compactas en el suelo.

* CLASIFICACIÓN

1. Plaquetas: De formas planas y normalmente hexagonales.
2. Estrellas: Formas estrelladas con seis ramas.
3. Columnas: Barritas cilíndricas o trapezoidales.
4. Agujas: Formas de aguja que pueden cruzarse.
5. Dendritas: Estrellas tridimensionales, no planas.
6. Columnas entre plaquetas: Unión entre ambas formas.
7. Partículas irregulares: Cristales sin una forma concreta.
8. Nieve granulada: Granizo menudo y blando.
9. Gránulos de hielo: Granizo menudo y compacto.
10. Granizo: Bolas de hielo duro.

Además :

• Escarcha: Cristales de hielo originados por enfriamiento del aire superficial en noches despejadas. Forma capas muy inestables.
• Cencellada: Depósito de hielo en los objetos cuando son rodeados por nieblas frías.

II. PROPIEDADES FÍSICAS DE LA NIEVE

La nieve contiene vapor de agua y a veces agua líquida en diferentes cantidades y temperaturas, proporcionándole unas determinadas propiedades mecánicas y térmicas:

Resistencia a la compresión: Tras la nevada se produce un apelmazamiento mecánico (del 15 al 20%) y otro térmico si se acerca a 0º, que proporciona cohesión y estabilidad.
Variación de la densidad: Al apelmazarse y transformarse, aumenta su densidad desde 50 kg/m3 de la nieve reciente, a 500 de la trasformada, o 900 del hielo de glaciar.
Viscosidad y plasticidad: La nieve es deformable y tiende a fluir pendiente abajo. Su viscosidad aumenta con el frío y el aumento de densidad, haciendo fluir más rápidamente las capas superiores.
Cohesión: Existe una cohesión frágil entre las ramas de los cristales de nieve, que desaparece cuando se trasforman. Si la temperatura se aproxima a 0º se forma una película fina de agua entre los granos, que producen una cohesión precaria, pero si se rehiela se produce una cohesión muy sólida.
Rozamiento: Según sus cristales, temperatura y humedad, la nieve permanece en equilibrio en pendientes de ángulos diferentes.
Temperatura de la nieve: Influye en sus propiedades mecánicas. Varía por:
Radiación solar absorbida (por los 15 cm superficiales): La nieve reciente absorbe el 10%, frente al 50% de la nieve vieja.
Radiación infrarroja reflejada: Produce enfriamiento de la superficie (hasta 10º ó 15º inferior a la temperatura ambiente) en noches despejadas.
Temperatura del aire: Influye en las capas superficiales.
Viento: Acelera la transferencia de calor entre el aire y la nieve.
Humedad del aire: Si es cálido y húmedo (niebla), el vapor depositado en la nieve libera calor a ésta. Si es frío y seco, la nieve bombea vapor a la superficie, evaporándose y enfriando ésta.
Lluvia: Provoca derretimiento rápido si empapa el manto.
Flujo geotérmico: Calienta la nieve junto al suelo, permaneciendo

III. EL MANTO NIVOSO
Los cristales de nieve caídos, sufren distintas trasformaciones debidas al viento, nubosidad, precipitaciones, temperatura, humedad, etc. A lo largo de sucesivas nevadas se forman diferentes capas que componen el manto nivoso. Según sea esta metamorfosis, la nieve recién caída va evolucionando a distintos tipos de granos:

1. Nieve fresca (+): Cristales de nieve reciente, sin metamorfosis. Su cohesión es elevada.
2. Escarcha (V): Cristales desde varios mm hasta 10 cm, originados por enfriamiento en noches despejadas. Forman capas especialmente inestables al quedar enterradas.
3. Nieve granulada (?): Es nieve granulada de hasta 5 mm, sin metamorfosis. Su cohesión es escasa.
4. Partículas reconocibles (?): Son fragmentos de cristales de entre 0,5 y 1 mm, con atenuación de crestas y ángulos, formados por deformación térmica o mecánica. Ofrecen poca cohesión.
5. Placas de viento (?): Son granos finos de unos 0,2 mm, formados por el viento al romper los cristales originales. Forman capas compactas e inestables al no soldarse al estrato inferior.
6. Granos finos (•): Cristales pequeños de entre 0,2 y 0,5 mm, redondeados y uniformes. Producidos en un manto nivoso con temperatura homogénea a partir de + ? ?. Ofrecen estabilidad.
7. Granos redondos (0): Cristales redondos y aislados de entre 0,5 y 3 mm. Producidos al aumentar la temperatura del manto hasta el punto de fusión. Con poca cohesión, forman capas inestables.
8. Granos de caras planas (?): Pequeños granos de entre 0,3 y 0,5 mm, con algunas facetas lisas o estriadas. Producidos en un manto nivoso con pequeña diferencia de temperatura entre capas a partir de •?. Ofrecen baja cohesión y capas inestables.
9. Cubiletes (?): Cristales gruesos de entre 0,5 y 5 mm, con facetas estriadas o escalonadas, y aristas. Producidos por diferencias de temperatura grande entre las capas del manto a partir de ?. Tienen muy poca cohesión y forman capas muy inestables.
10. Costras de rehielo (o):: Superficies uniformes de nieve fundida y rehelada. De gran cohesión, aunque pueden servir de plano de deslizamiento a capas superiores.

IV. METAMORFOSIS DEL MANTO NIVOSO
El manto nivoso se trasforma principalmente por factores térmicos. Si está compuesto de nieve seca y la superficie del manto está mucho más fría (-15º) que la base (0º), sufre metamorfosis de gradiente, produciéndose ciertos cristales. Pero si la diferencia es casi nula, sufre metamorfosis de isotermia, dando lugar a otro tipo de cristales. Si el manto es de nieve húmeda, sufre metamorfosis de fusión, produciéndose cristales diferentes.

Tipos de Metamorfosis:

  • Metamorfosis destructiva: Reduce a pequeños fragmentos los cristales iniciales debido al viento y al rodamiento de los mismos. Produce cristales cohesionados y capas compactas, pero a veces no se fijan a la capa subyacente y son inestables (placas de viento a sotavento).
    ++ ? +? ? ?? ? ?• ? ••
  • Metamorfosis de gradiente térmico o constructiva: La temperatura en superficie del manto nivoso es fría y va aumentando según profundizamos hasta alcanzar los 0ºC en su base debido al flujo geotérmico. Esto produce una ascendencia muy lenta de aire cálido y parte del vapor de agua que lleva se congela en torno a los cristales formando facetas y escalones, produciendo granos de caras planas y cubiletes que inestabilizan el manto en las capas más bajas (común en caras norte).
    +++ ? +?? ? ?•? ? ??? ? ???
  • Metamorfosis de isotermia: Se produce cuando en el manto nivoso hay débil gradiente de temperatura entre capas, o incluso isotermia. Aún así, se rompen las ramificaciones de los cristales produciendo granos finos más o menos redondeados, que van amentando en tamaño. Estos granos se van aglutinando y uniendo, y el manto gana en estabilidad.
    ++ ? +? ? ?? ? ?• ? ••
  • Metamorfosis de fusión: El agua líquida de lluvia o derretimiento, modifica los cristales y los redondea formando granos finos con una película líquida alrededor. Al helarse por las noches provocan una gran cohesión entre ellos y estabilidad. Pero con el calor del día, esta cohesión desaparece y se inestabiliza la capa. Si el agua escurre a las capas bajas sin helarse, puede inestabilizar todo el manto y provocar aludes de fondo (frecuente en primavera y caras sur).
    ++++ ? ?•?? ? 0000

V. ALUDES. TIPOS

El manto nivoso permanece en equilibrio si sus fuerzas de tracción (peso del manto nivoso y el ángulo de la pendiente) son compensadas por las de resistencia (anclajes al suelo, cohesión de la nieve y rozamiento de los granos). Este equilibrio se puede romper por sobrecarga del manto (paso de animal o persona, caída de más nieve o lluvia y caída de cornisas o seracs) o disminución de la resistencia (metamorfosis del manto nivoso).
Cuando esto ocurre, se produce un Alud. Podemos distinguirlos según su zona de origen (puntual o lineal), su profundidad (de superficie o de fondo), su constitución (de nieve polvo, seca o húmeda), su trayectoria (de ladera o de corredor) y su zona de detención. Tipos:

Alud de nieve reciente: Deslizamiento de masas de nieve reciente (+??) sin cohesión, pudiendo ser pequeñas coladas o enormes masas devastadoras. Tienen un arranque puntual y su deposito es una masa amplia y homogénea (nieve seca), o una acumulación de bolas (nieve húmeda).
Se producen al acumularse espesores de nieve importantes en pendientes propicias. Espesores de entre 30 y 60 cm son inestables en pendientes fuertes (más de 50º); entre 60 y 90 cm en pendientes medias (de 30º a 50º); más de 90 cm en pendientes ligeras (menos de 30º). Cuanto más intensa sea la nevada (más acumulación en menos tiempo),mayor es el riesgo al no permitir apelmazamiento mecánico.
Si la temperatura se mantiene por debajo de -5º, persistirá el riesgo, pero si se aproxima a 0º, se apelmazará y estabilizará.
Un caso particular es el Alud de nieve polvo, en el que la nieve se mezcla con el aire produciendo una nube asfixiante de gran velocidad (hasta 100 km/h) y poder destructivo
Alud de placas: Deslizamiento de capas de nieve compacta (?•) y densa, pero que no se cohesionan con el sustrato inferior por presentar éste un plano de deslizamiento (nieve granulada, granos de caras planas, cubiletes o escarcha). El arranque es lineal y trasversal a la pendiente, y el depósito está formado por bloques irregulares.
Suelen iniciarse por sobrecargas por nevadas, caída de cornisas, o paso de personas o animales, y principalmente en pendientes de entre 25º y 45º.
Un caso particular es el Alud de placa de viento (?), formados a sotavento de aristas o crestas. El viento rompe los cristales en partículas finas que se cohesionan bien entre ellas formando placas rígidas, pero que no se anclan al sustrato inferior por no haber apelmazamiento
Alud de fusión: Deslizamiento de nieve húmeda (0) sin cohesión, en pequeñas coladas o transportando grandes masas de nieve. Generalmente su salida es puntual, circulando por las vaguadas entre los 20 y 50 km/h. El depósito forma un cono de bloques densos y materiales arrastrados.
Suelen ocurrir en la primavera, cuando un aumento de temperatura funde los puentes de hielo que estabilizaban el manto (metamorfosis de fusión) y aumenta su contenido de agua líquida.
Alud por caídas de cornisas o seracs: Debidos a sobrecargas o aumentos de temperatura que hacen deslizar grandes bloques.

VI. ESCALA EUROPEA DE RIESGO DE ALUDES

Indice de riesgo
Estabilidad del manto nivoso
Probabilidad de desencadenamiento
Recomendaciones

1

Débil

En la mayoría de vertientes el manto nivoso bien estabilizado Excepcionalmente sólo puede desencadenar aludes en algunas pendientes muy propicias y sobre todo a causa de fuertes sobrecargas. De forma natural sólo pueden desencadenarse coladas o pequeños aludes. Las excursiones y el descenso con esquís son posibles casi sin restricciones.

2

Limitado

El algunas pendientes suficientemente propicias, el manto sólo está parcialmente estabilizado. Se pueden desencadenar aludes sobre todo por sobrecargas fuertes y en algunas pendientes cuyas características se describen normalmente en el boletín. No se esperan salidas espontáneas de aludes de gran amplitud. Las excursiones deben realizarse con previa planificación. Se recomienda prudencia a la hora de elegir los itinerarios, evitando en lo posible las vertientes inclinadas con la orientación y la altitud que se indican.

3

Notable

En numerosas pendientes suficientemente propicias, el manto está moderada o debilmente estabilizado. Se pueden desencadenar aludes incluso por sobrecargas débiles y en numerosas pendientes cuyas características se describen h abitualmente en el boletín. En ciertas situaciones son posibles algunas salidas espontáneas de aludes de dimensiones medias y a veces grandes. Deben evitarse las vertientes inclinadas en las orientaciones y altitudes que se indican. Se requiere mucha experiencia y una gran capacidad de apreciación del peligro de aludes.

4

Fuerte

En la mayoría de pendientes suficientemente propicias a los aludes, el manto está débilmente estabilizado.

Se pueden desencadenar aludes incluso por sobrecargas débiles en la mayoría de las pendientes suficientemente propicias a los mismos. En ciertas situaciones, son posibles numerosas salidas espontáneas de aludes de dimensiones medias y a veces grandes.

Las excursiones tienen que limitarse a las zonas con pendiente moderada. Es posible que la parte baja de las pendientes esté igualmente expuesta al peligro de aludes.
5 Muy Fuerte
Inestabilidad generalizada del manto nivoso. Se esperan numerosos y grandes aludes originados espontáneamente incluyendo zonas oendientes poco propicias. Se tiene que renunciar a hacer excursiones.


VII. TESTS DE EVALUACIÓN DE ESTABILIDAD DEL MANTO NIVOSO
Existen métodos rápidos para evaluar la estabilidad del manto durante nuestras excursiones. Elegimos una zona representativa del terreno por donde queremos circular, pero segura, y realizamos alguno de los siguientes tests:

  • Test del bastón: Consiste en ir clavando el bastón o una sonda de nieve para sentir la resistencia de las diferentes capas. Si en profundidad encontramos capas más blandas, pueden estar formadas por cristales poco cohesionados, y deberíamos cavar y examinarlos.
  • Test noruego: Con la pala recortamos un bloque trapezoidal de 40x50x80 cm. Por el lado de debajo de 80 despejamos la nieve para que el bloque pueda deslizar. Con la pala empujamos el bloque por el lado de arriba para desprenderlo. La fuerza que tengamos que emplear, nos indicará la estabilidad: hasta 10kg riesgo alto; de 10 a 20 kg riesgo medio; más de 20 kg riesgo escaso.
  • Test del salto: Con la pala aislamos un bloque rectangular de 180x150. Por el lado de debajo de 180 despejamos la nieve para que el bloque pueda deslizar. Un esquiador se sube al bloque primero con un esquí, después con los dos y más tarde saltando repetidamente, hasta que éste se desprenda. Cuanto antes se deslice el bloque, más inestable será el manto.

 

VIII. SONDEO POR GOLPEO.

Es el método empleado por los Servicios de Evaluación de Riesgo de Aludes. Consiste en:

Elección del lugar: Un equipo de dos personas elige un lugar representativo y seguro, introduciendo una sonda especial (tres tubos de un metro, varilla de golpeo y peso) hasta el suelo, intuyendo las capas blandas o deslizantes, y midiendo el espesor total del manto nivoso.
Sondeo por golpeo: Vamos introduciendo la sonda (de 1kg) en la nieve gracias al golpeo sobre ella, de un peso (1 kg) desde 10 cm de alto, procurando un hundimiento regular de 1cm por golpe. Anotamos los cm penetrados a cada golpe o serie de golpes. Si encontramos un estrato duro, golpearemos desde más alto (20, 30,…cm), y si fuera blando, desde más abajo (20,10 cm). Todos los datos de hundimiento, peso usado, altura, número de golpes y número de tubos de sonda empleados, quedan anotados en el impreso de “sondeo”.
Perfil estratigráfico: Vamos excavando una zanja en la nieve y anotamos en el impreso de “perfil”, los siguientes parámetros de la pared en sombra de cada estrato: temperatura del aire a 1,5 m de alto, temperatura de la superficie nivosa, temperatura del estrato, espesor en cm, dureza del 1 al 5(puño, dedos, dedo, lápiz, navaja), humedad del 1 al 5(no hace bolas, guante seco, húmedo, mojado, escurre agua), densidad (pesando una muestra), forma y dimensiones de los cristales (placa muestra).

IX. PERFIL DE NIEVE.

Con los datos recopilados en el sondeo por golpeo y del perfil estratigráfico, se elabora un gráfico, que nos proporciona información para evaluar el riesgo de aludes y sus características:

• Con los datos del sondeo calculamos la Resistencia de cada estrato ( 2kg son el peso de un esquiador de 65Kg, aprox; 20 kg, el de una persona andando, aprox). Después, empezando por el estrato de fondo, dibujamos en el perfil de nieve, rectángulos de altura su espesor y anchura su resistencia.
• Con los datos del perfil estratigráfico, dibujamos en el perfil de nieve una línea representando las temperaturas. Después delimitamos los distintos estratos y apuntamos sus parámetros de forma, tamaño, dureza, humedad y densidad.

Interpretación del perfil de nieve:

• Estudiamos la distribución de estratos, espesor y tipo de cristal.
• La resistencia aumentando hacia el fondo, nos indicará estabilidad.
• La dureza de cada estrato nos proporciona una idea de su cohesión.
• La humedad y temperatura nos dará idea de que tipo de metamorfosis puede estar ocurriendo.

Con estos datos haremos una valoración del riesgo actual de aludes, y de su posible evolución en función del tiempo previsto.

X. SEGURIDAD EN MONTAÑA: PREVENCIÓN.

Estudio del itinerario: Recopilar información de mapas, guías y refugios, para conocer el estado de la nieve y las zonas peligrosas. Prestaremos atención a las laderas propicias de formar cornisas que se puedan derrumbar, o placas de viento inestables al paso de las personas, o placas de hielo por el rehielo nocturno. Cuidado con las vaguadas que canalizan los aludes.
Previsiones nivológicas y meteorológicas: Prestar atención a los cambios que puedan producir condiciones meteorológicas adversas, formación de placas de hielo, aludes por acumulación y metamorfosis, etc… Asimismo, existen unos boletines de información meteorológica de montaña, en la que se especifican las condiciones del manto nivoso y el nivel de riesgo de aludes según la escala europea. Consultaremos en los refugios acerca de la evolución del manto.
• Realizaremos los Tests más completos que podamos de evaluación de riesgo de aludes.
Uso del Arva: Por zonas con riesgo de aludes, debemos conectar los aparatos de rescate de victimas de avalanchas (ARVA) y llevar pala, sonda y pilas de repuesto. Debemos practicar los métodos de búsqueda y el uso particular de nuestro Arva.
• Intentaremos
evitar las zonas de riesgo: valles estrechos, vaguadas, pendientes abiertas, laderas a sotavento. Buscaremos aristas, lomas y pendientes con anclajes naturales (árboles, rocas).
• Si tenemos que atravesar zonas peligrosas pasaremos de uno en uno, sin atarnos las correas de esquís o bastones, la mochila cogida de una sola correa, y un cordino de 10 m atado que nos Servirá para localizarnos en caso de quedar sepultados. Debemos llevar ropa de abrigo, guantes y un pañuelo en nariz y boca.

XI. SEGURIDAD EN MONTAÑA: ACTUACIÓN.

• Alertar al grupo rápidamente para intentar escapar.
• Liberarnos de todo bulto que nos pueda arrastrar al interior, y taparnos la nariz y boca.
• Si nos arrastra, realizar movimientos natatorios para permanecer en la superficie..
• Cuando el alud comienza a detenerse, debemos movernos para aumentar el hueco de aprisionamiento en torno a la cabeza y el pecho.
• Permanecer serenos intentando encontrar la vertical para cavar y emitir sonidos agudos (mejor un silbato). El 80% de las víctimas de un alud están vivas al detenerse el mismo.
• Si estamos libres, observaremos el último punto en dónde desaparecieron las víctimas. Cuando pare el alud, calcularemos la posible localización de las víctimas, según su trayectoria.
• Avisaremos a los servicios de rescate haciendo una primera evaluación de localización, víctimas y estado.
o en nariz y boca.

XII. RESCATE EN ALUDES.

• Mantendremos a una persona atenta a otros aludes mientras nos aproximamos a la zona de búsqueda
• Iniciaremos la búsqueda con la sonda, el arva. Para realizar el sondeo, nos desplazaremos en fila y separados unos 75 cm unos de otros, introduciendo la sonda y avanzando a la vez. Una vez determinado el lugar, cavaremos con la pala lo más rápidamente posible.

Texto: Luis Pantoja


Ascendiendo el Mont Blanc du Tacul (4.248m) Juventur-06, iii
 
Iniciando el Corredor N. del Margalida (3.241 m)
 
MONT BLANC 4.810m JUL-04 #03
 
Esquí de Montaña
 
Todo el Archivo             
             

 
CANAL DE VIDEOS DE TODOVERTICAL EN YOUTUBE  SIGUE A TODOVERTICAL EN FACEBOOK  FOTOS Y ALBUMES DE TODOVERTICAL EN GOOGLE FOTOS  CUENTA DE TWITTER TODOVERTICAL  CUENTA DE INSTAGRAM TODOVERTICAL
Curso Alpinismo II Gredos ENE 2007 #1
Conoce más en www.trangoworld.com
NOTICIAS BREVES
COLABORADORES
BOREAL -  Conoce más en  www.e-boreal.com

JULBO - Conoce más en www.julbo-eyewear.com

BARRABES -  Conoce más en  www.barrabes.com

VIAJES SANGA - www.vsanga.com
VISITANTES DEL SITIO WEB www.TODOVERTICAL.com EN EL MUNDO
 

HOME | Equipo: Guías e Instuctores | Cursos & Formación | Ascensiones Guiadas | Cine, TV & Publicidad
Reseñas & Croquis | Reportajes y Artículos | Enlaces de Montaña | Cercedilla | Galería Fotográfica | Noticias
El Tiempo | Contacto

Aviso Legal | Protección de Datos
All rights reserved 2004-2017 © copyright www.todovertical.com
Fotos web: Jonás Cruces & Colección Jonás Cruces (salvo indicación expresa)